Cuerpo y mente se funden en el yoga

El yoga es un sistema milenario de crecimiento y mejora personal que promueve el bienestar físico, emocional, mental y espiritual del individuo, haciendo que todos estos aspectos fluyan conjuntamente a un ritmo natural. Hoy en día es habitual que cuerpo y mente se vean desequilibrados debido al ritmo acelerado en que vivimos. Estos desequilibrios acaban provocando problemas de todo tipos: enfermedades físicas, estados de ansiedad, depresión o hiperactividad, entre otros. Es pues fundamental restablecer este equilibrio natural como medida preventiva de salud integral.

El yoga trabaja en todos los niveles constitutivos del ser humano: físico y fisiológico, energético, emocional, psicológico y espiritual; aportando, además, una integración y armonización de todos estos aspectos. En una sesión de yoga se trabajan diferentes técnicas que contribuyen a buscar este equilibrio cuerpo-mente tanto necesario: posiciones corporales, ejercicios de control respiratorio, técnicas de relajación y técnicas de meditación.

Conexión total

Las posiciones corporales no son sólo un ejercicio físico. Si bien es cierto que nos ayudan a tener cura de los huesos, las articulaciones y la musculatura, van más allá. Equilibran toda la estructura orgánica (mejorando el funcionamiento de los sistemas digestivo, urinario, reproductor, circulatorio y respiratorio) y actúan sobre el sistema nervioso y el sistema endocrino. Tienen, además, incidencia a nivel emocional y mental.

  • Las técnicas de relajación nos ayudan a rehacernos de las tensiones y a dar descanso y un espacio de recuperación tan al cuerpo como la mente. Hay que destacar que cuando hablamos de relajación también lo hacemos a diferentes niveles: físico, emocional, mental. Los espacios de relajación son especialmente necesarios como medida de recuperación si sufrimos estrés.
    Se muy sabido que hay una relación directa entre la respiración y el estado emocional y mental.
  • Las técnicas de respiración nos permiten incidir sobre este estado, calmando las emociones y la mente y también aumentando el nivel de energía. El yoga dispone de un conjunto amplio de técnicas respiratorias, cada una con sus efectos.
  • Las técnicas de meditación trabajan directamente sobre la mente, aumentando su capacidad de centrament y control. Cultivamos una mente despierta, capaz de vivir el momento presente. Y cultivamos también la capacidad de poner la mente a nuestro servicio. Además, la meditación te efectos no sólo a nivel mental, sino a nivel fisiológico y emocional.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *